la princesa se quedo rana…

Estándar

Cuando era niña le contaron que existía un principe hermoso, amable y sincero que vendria a buscarla en un corcel blanco, ella soñaba cada noche con su principe y cada tarde se sentaba a esperalo, fueron pasando los días y las semanas, y luego llegaron los mese y así pasarian los años como un viejo roble la niña comenzo a hechar raices y sus hojas fuerón caducando, la piel estriada por el paso de los años y los ojos cansados, pero llenos de ilusión aun por la esperanza….

¿podemos entenderlo?

Cuando somos niñas estamos abiertas a creer y soñar, algunas siguen soñando y en su mundo aislado de la realidad sobreviven, no seré yo quien le quite la ilusión, pues en ningún mundo real o ficticio la felicidad es completa.

Mercedes Naranjo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s