Archivos Mensuales: agosto 2011

Estándar

Este vídeo lo publico para que sigan el enlace con una única razón y es para quienes no sepan hacer manualidades que vallan aprendiendo, esta actividad es muy interesante para que la practiquen con sus hijos ¿por qué? se preguntarán, porque potencia la creatividad y la comunicación, para un niño o niña de 3 a 10 años es sumamente importante la comunicación con sus padres para fortalecer el vinculo y luego sea más fácil la comunicación, además es sabido que la creatividad potencia la inteligencia y es en estos años donde más falta les hace.
Yo no tengo hijos pero hace mucho que trabajo con ellos y ahora lo hago paralelamente con los padres y madres para fomentar la comunicación y ayudarles a fomentar la comprensión, el arte es algo más y tiene hoy un objetivo que vas aya de los museos y libros de historia, hoy el arte es comprendido como el vehículo de transformación del lenguaje, entendiéndolo como lo diferenciador entre los animales y nosotros, el lenguaje es lo que nos hace humanos.
Mercedes N.

El sueño y la realización de los deseos

Estándar

Estaba estudiando los deseos y entre la información encontré esta teorías de Freud.

El sueño es un fenómeno psíquico especial y es el resultado de una compleja actividad intelectual mientras se duerme.

Dice Freud: todos los sueños, todos, sin excepción alguna, todos cumplen una función:

– Realizar los deseos de la persona que sueña

“Sé desde luego que ante mi afirmación de que todo sueño es una realización de deseos, y que no existen, por tanto, sino sueños optativos, habrán de alzarse rotundas negativas” p. 177 La Interpretación de los sueños de Freud.

El contenido de los sueños puede ser muy diverso y causar sensaciones desagradables o agradables, el contenido puede ser doloroso, penoso, de terror, de reflexión, de ternura, de cuidados, de descansos, de excusas, de venganzas, etc., etc. Pero todos los sueños tienen una única finalidad: cumplir con nuestros deseos y realizarlos.

Para demostrarlo Freud expone una serie de sueños. Presenta brevemente el contenido y las ideas asociadas al contenido que le han comentado los pacientes o sus propias asociaciones a sus propios sueños, los analiza y llega a interpretarlos, a darles significado. Sueños en los que no parece que exista ningún deseo explícito, o bien los hechos que se sueñan son tan desagradables que parece imposible que una persona sana desee realizar ese deseo que realiza en el sueño.

Cuando algunos pacientes le comentan a Freud, a propósito de los sueños y la realización de los deseos en el sueño, y le dicen: este sueño que he soñado y que le voy a contar, no podrá decirme que realmente deseo hacer eso, realizar lo que he hecho, y Freud les contesta: que el contenido manifiesto no es el que expresa el deseo verdadero, lo que soñamos lo enmascaramos de tal manera que podamos ocultar a la concienca despierta nuestros propios deseos. Son deseos que no podemos manifestar, verbalizar o realizar, normalmente por cuestines morales y sociales, pero son tan deseados que necesitamos realizarlos y para eso utilizamos el sueño, para llevarlos a cabo. Es el contenido latente el que contiene el deseo verdadero, el contenido manifiesto, lo que recordamos al despertar, contiene el deseo pero tan oculto que al despertar no somos consciente de que hemos podido realizar el deseo que tanta necesidad nos crea y tanta energía mental gasta.

Freud pone en su libro numerosos ejemplos de sueños que aparentemente no pueden considerarse que cumplan un deseo, o bien que el deseo que cumplen es horrible para la conciencia y por lo tanto no sería posible estando sanos soñarlo de esa manera.

Entre los sueños que aporta, como ejemplos, para demostrar que en los sueños más extraños y en los más desagradables se cumple un deseo está el de, vamos a denominarle, el sobrino muerto.

El sueño del sobrino muerto (el nombre del sueño lo ponemos nosotros para faciltiar la lectura) representa un sueño de contenido penoso y doloroso. Es de una paciente que acude a Freud y le dice que después de escuchar el sueño que le va a contar, no podrá Freud volver a decir que todos los sueños realizan los deseos del que sueña. Y añade, a nos ser que usted crea que quiero asesinar a mi sobrino o que me alegro de que mi hermana pierda a su otro hijo.

Contenido del sueño: sobrino muerto

Lo relatamos brevemente, está descrito con más detalles en la Interpretación de los sueños.

La mujer que relata el sueño está apesadumbrada porque ha soñado que el hijo de su hermana, el único que le quedaba, había fallecido. Ella estaba en el sueño junto al ataud, y su sobrino dentro muerto, ella lo estaba velando.

La mujer le recuerda a Freud, que en la realidad se había muerto hacia poco un hijo de su hermana, que era su sobrino preferido. En el sueño se muere el otro hijo, el único que le quedaba a su hermana.

Entonces le pregunta a Freud, si es que cree que deseaba que se muriera el sobrino menos preferido, lo cual es una aberración por mucho que le duela la muerte del sobrino preferido, preferiría que no se hubiese muerto ninguno. También le pregunta a Freud, si cree que desea que su hermana se quede sin hijos, porque aunque a veces puedan tener sus peleas o diferencias no desea en ningún momento la muerte del hijo que le queda para verla sufrir.

A partir de aquí, Freud destaca varias ideas del sueño que le aporta la paciente y reconstruye finalmente su significado.

En el velatorio además de ella velando el cadáver del hijo de su hermana, se encuentra más gente, entre esa gente se encuentra un hombre que conoció en el entierro de su sobrino (el muerto real) y que le causó una impresión tan profunda que no ha podido olvidarlo, sabe que también acudirá al entierro que se realizará al dia siguiente, del nuevo sobrino muerto. Esa noticia la ha mantenido inmensamente alegre, sólo desea que llegue la hora del entierro para así ver a su amado, pero no puede demostrar su alegría en esos momentos y menos decir que espera que llegue la hora del entierro para ver al hombre del que se ha enamorado. Como tampoco le parece correcto contarlo a nadie en esas dolorosas circunstancias, tiene que callar aún cuando le consuma la necesidad de contarlo y de ver al hombre que la ha enamorado intensamente.

El sueño es un adelanto de la alegría que tendrá al día siguiente al ver otra vez a su amado en el entierro del sobrino preferido, el muerto real.

Y es ese el deseo que realiza al soñar: ver a su amado

La paciente confiesa avergonzada, que realmente es así aunque no pudiese imaginárselo, y también confiesa que se encuentra aliviada por la interpretación ya que estaba angustiada pensando en que soñaba que moría el otro sobrino.

De esta manera Freud, no solamente explica cómo los deseos reales se ocultan en el sueño para poder realizarlos, sino además como al contarlos e interpretarlos el paciente siente alivio, ante sueños como ese que parecía que hablaban de un ser mostruoso que se alegraba de la muerte de su sobrino y también por poder expresar sus deseos y sentir alivio al no reprimirlos.